viernes, 19 de octubre de 2012

La labor de los padres en casa

Padres: ¡Su participación logra resultados!.

Los padres de hoy trabajan muchas horas, tiene un segundo trabajo y deben lidiar con otras responsabilidades que limitan su tiempo. Este portal puede ofrecer consejos e ideas para que usted pueda usar el poco tiempo del que dispone para hacer las preguntas indicadas y saber adónde recurrir para ayudar a su hijo logre sus objetivos.


Todos los padres quieren que sus hijos tengan éxito en la escuela. Los niños cuyos padres participan en su educación tienen mayor probabilidad de lograrlo. Pero para muchos padres es difícil saber cómo comenzar o por dónde. Este portal ha sido creado para ayudar a que los padres encuentren sus respuestas. Además, muchos abuelos y otras personas (tutores) están a cargo de los niños. Este portal es para ustedes también. Sin importar qué relación filial tiene con el niño, esta información puede ayudarle a involucrarse más, tanto en la casa como en la escuela.

Desde el punto de vista de un niño, la escuela a menudo puede parecer durar una eternidad. Pero, en promedio, un hijo pasa más de 120 horas a la semana en casa y menos de 40 horas en la escuela. Como padre, usted tiene más tiempo con su hijo que sus profesores, lo que significa que está en sus manos hacer que su hogar sea un ambiente que propicie el aprendizaje, complementando el trabajo en el aula. Las diez preguntas y respuestas que siguen le ayudarán a asegurarse de que el tiempo que su hijo pasa en casa apoye su éxito en la escuela.



1. ¿Cómo debo preparar a mi hijo durante el día escolar?
Trate de que su hijo vaya a la escuela alimentado, descansado y con toda su tarea realizada. ¿Controla usted las horas que su hijo pasa en el ordenador?. Mientras usted duerme ¿que hace su hijo?.


2. ¿Qué debo hacer para ayudar a mi hijo con sus tareas?
Determinar qué tareas le han sido asignadas. Apague la televisión, el ordenador, la cadena de música y cree un espacio de estudio para él/ella. Ayude a su hijo con su trabajo si lo necesita, pero no haga la tarea por él. No le "atosigue", el estudio autónomo es importante. ¿Cómo puedo hacer de nuestro hogar un lugar propicio para el aprendizaje de mi hijo?

Ayude a su hijo a que obtenga el mayor provecho de la tarea, PERO SIN ATOSIGARLE.


3. ¿Qué debo decir a mi hijo para promover su éxito en la escuela?
Los padres deben preguntar a sus hijos qué están aprendiendo en la escuela, luego hablar de esto con ellos o hacer que los niños les expliquen lo que están estudiando. Si su hijo es pequeño, léale un libro. Si su hijo puede leer, asegúrese de que lo hace. Pídale a su hijo que lea en voz alta. Interactúe con él. La comunicación es importante tanto para el éxito en la escuela, como para las buenas relaciones familiares. Elogie las cosas que su hijo hace bien, pero resista el deseo de “sobornarlo” para que se comporte bien.


4. ¿Qué hábitos debo practicar en casa para mostrarle a mi hijo la importancia del éxito escolar?
Los padres que leen tienen mayor probabilidad de tener niños que leen también. Trate de apartar tiempo cada día para leer un libro o el periódico. Establezca un tiempo especial para la tarea. Usted puede leer, pagar las cuentas o escribir cartas mientras su niño hace su trabajo.


5. ¿Qué debo hacer si el trabajo u otras responsabilidades limitan la cantidad de tiempo que yo puedo pasar con mi hijo? 
Lo que cuenta no es necesariamente la cantidad de tiempo que usted pasa con su hijo sino su calidad. Trate de que el tiempo que pasan juntos sea especial y atractivo. Pregunte a su hijo acerca de su día, de lo que aprendió en la escuela, o de las cosas en las que está interesado. Cuéntele algo acerca de su día, quizás algo nuevo que usted aprendió.


6. ¿Cómo debo ayudar a mi hijo a que aproveche otros recursos educacionales disponibles en la comunidad?

Lleve a su hijo a la biblioteca y pídale a un bibliotecario que le muestre cómo usar los materiales allí. Existen más recursos disponibles a nivel local. Pídale esta información a un profesor, al director de la escuela o al bibliotecario.


7. ¿Dónde debo buscar información acerca de programas y actividades fuera del horario escolar para mi hijo?
Algunas escuelas patrocinan actividades extracurriculares y ofrece una variedad amplia de actividades fuera del horario escolar incluyendo deportes, ayuda para realizar la tarea y programas de artes. Muchas academias, universidades, grupos comunitarios e iglesias ofrecen programas de aprendizaje con tutores y otras actividades fuera del horario escolar. Para otros programas específicos en su área, contacte la escuela de su niño. EN ESO Y BACHILLERATO NO SE DEBE SOBRECARGAR LA TARDE CON EXCESIVAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES. Es una de la causas más comunes de fracaso escolar, el estudiante simplemente no tiene tiempo para estudiar o llega cansado para ello.


8. En relación a las actividades extracurriculares. 
Casi cualquier actividad extracurricular que su hijo escoja va a ser una experiencia valiosa para él/ella—ya sea música, deportes, teatro, etc. Lo importante no es promover una actividad más que otra, la clave está en alentar a su hijo a que participe en algo. Ínstelo a que pruebe una variedad amplia de actividades para explorar plenamente sus intereses y talentos. Ahora bien, tenga cuidado para que esas actividades no superen la 3 o 4 horas semanales.  Un alumno de la ESO debe al menos disponer de dos horas seguidas de estudio personal durante la tarde y uno de BACHILLERATO, tres horas diarias.


9. ¿A quiénes debo recurrir en busca de ayuda si creo que mi hijo no está progresando? 
El maestro de su hijo es la persona más indicada para ayudarle con este tema. Si usted opina que su hijo no está progresando, debe pedir una reunión con el profesor o tutor de su hijo y hablar con él/ella. Juntos quizás puedan determinar la fuente del problema y entonces el profesor deberá darle sugerencias acerca del camino a seguir y con quién conversar. Si el problema persiste, consulte con un psicopedagogo, quizas él, pueda orientarles de forma conveniente.


No saber es malo, no desear saber es peor. -- Nigerian Proverb 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada